Diccionario de términos: inclusión e inserción

Diccionario de términos: inclusión e inserción Fundación Juan XXIII Roncalli

Uno de los debates más acalorados en el ámbito de la discapacidad es el lingüístico. Determinar qué palabras son correctas y cuáles tienen una connotación peyorativa es clave para lograr la meta de una sociedad justa e inclusiva que no deje fuera a colectivos en riesgo de exclusión como las personas con discapacidad. Hace tiempo os hablamos sobre la importancia de suprimir términos como “minusválido”, “lisiado” o “enfermo mental” por otros más correctos como “discapacidad”, “persona con capacidades diferentes” o “persona con enfermedad mental”. En la entrada de hoy vamos a continuar nuestro debate léxico estableciendo la diferencia esencial entre “inclusión” e “inserción”. – Inclusión: Es un concepto teórico para dar respuesta a la diversidad, con el matiz de que es el sistema el que debe adaptarse a las necesidades de todos los ciudadanos, en vez de que sean los ciudadanos los que se adapten a él para integrarse. La educación inclusiva es un derecho de todos los niños, sin diferencias, y para ello se requiere de una escuela que no discrimine a nadie por sus necesidades especiales, contextos culturales, características físicas, mentales o sociales. – Inserción: Hablamos de inserción cuando definimos el acto de introducir algo o a alguien en una cosa o contexto determinado. Un ejemplo de inserción es la introducción de un trabajador en la plantilla de una empresa. El matiz característico de esta palabra se debe a que, socialmente, la palabra inserción significa que la persona que se introduce en un “grupo” no ha logrado entrar previamente por sí mismo y ha necesitado ayuda. Los factores por los que no ha podido entrar pueden ser económicos, sociales, educación o problemas de salud. Como podemos comprobar al analizar la definición de ambas palabras, los términos “inserción” e “inclusión” no son auto-excluyentes sino que funcionan mejor cuando se apoyan el uno en el otro. Si la sociedad evoluciona lo suficiente podremos ver como toda la educación es inclusiva y se utilizan todos los recursos necesarios para insertar a las personas que necesitan ayuda en el mercado laboral.