Ventajas de integrar a una persona con discapacidad en el ámbito laboral

Ventajas de integrar a una persona con discapacidad en el ámbito laboral

A día de hoy todavía existe un gran desconocimiento por parte de las empresas de los beneficios que tiene la contratación de una persona con discapacidad. Y es que son trabajadores igual de capaces que el resto, pero con el añadido de que suponen grandes ventajas fiscales y administrativas para la empresa que los incorpora en su plantilla.

La primera ventaja es que las empresas que contratan a personas con discapacidad tienen preferencia a la hora de conseguir adjudicaciones de contratos para el Sector Público. Y es que la Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público muchas veces establece este punto como requisito, en consonancia con la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, norma que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a reservar un 2% de sus plazas para personas con discapacidad.

Otra de las ventajas de contratar a una persona con discapacidad son las bonificaciones a la cuota de la Seguridad Social, determinadas subvenciones o incluso beneficios fiscales cuando se cumplen algunos de los siguientes requisitos:

  • Contratos indefinidos a tiempo completo: Bonificación de 4.500 euros/año si el trabajador tiene una discapacidad igual o superior al 33%. Cuantía que sube a 5.100 euros/año cuando el grado de discapacidad es igual o superior al 65% o para personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual superior al 33%. Si la persona contratada es una mujer la cuantía sube 850 euros/año y si es mayor de 45 años sube 1.200 euros/año (no son compatibles entre ambas).

También se puede conseguir una deducción de 6.000 euros de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades por persona/año (una sola vez).

  • Contratación temporal (12 meses a 3 años a tiempo completo): Bonificación de 3.500 euros/año para personas con grado de discapacidad igual o superior al 33% y de 4.100 euros/año para personas con parálisis cerebral, enfermedad mental, discapacidad intelectual o grado de discapacidad igual o superior al 65%. La cuantía se incrementa en 600 euros anuales cuando el trabajador tiene más de 45 años o es una mujer.

Otra de las ventajas es que, si las empresas tienen que adaptar el puesto de trabajo, recibirán hasta 901,52 euros y conseguirán una bonificación del 100% de las cuotas empresariales de la Seguridad Social. Así como en las cuotas de recaudación conjunta para sustituir bajas por incapacidad temporal de empleados que tienen discapacidad.

mayo 16, 2018 10:16 am. Publicado por

A día de hoy todavía existe un gran desconocimiento por parte de las empresas de los beneficios que tiene la... Ver Artículo

No hay comentarios

Categorizado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Fundación Juan XXIII Roncalli
logo fundacion