LA SALA SNOEZELEN, UNA EXPERIENCIA SENSORIAL GRACIAS A AIRBUS GROUP

En el Centro de Día de la Fundación Juan XXIII – Roncalli contamos con una sala snoezelen de las más completas de España.  La sala snoezelen es una sala multisensorial dirigida a personas con Discapacidad Intelectual que tienen un mayor grado de afectación. El objetivo de esta sala es la estimulación de los sentidos, que les permite captar diferentes sensaciones. Actualmente gracias a una terapeuta ocupacional que se encarga de la sala pueden beneficiarse de ella alrededor de 23 usuarios del Centro de Día.

Es necesario destacar, dentro del Centro de Día, la sala snoezelen, una sala multisensorial dirigida a personas con Discapacidad Intelectual que tienen un mayor grado de afectación y que por sus características necesitan una mayor atención. En la sala contamos con diversos elementos que nos permiten trabajar con cada usuario de manera fácil y dinámica. Se utilizan todos los sentidos excepto el gusto. El objetivo de esta sala es la estimulación de los sentidos, que les permite captar diferentes sensaciones. La manera en que perciban estas sensaciones, determina cómo interactúan con ellas y con el medio. Actualmente gracias a una terapeuta ocupacional que se encarga de la sala pueden beneficiarse de ella alrededor de 23 usuarios del Centro de Día.

En el proyecto de ampliación de la Fundación ‘2000 m2 de solidaridad’ la empresa colabora__airbus financió la construcción de la Sala Snoezelen. Además contribuyó al empleo de un profesional con experiencia en discapacidad intelectual y especializada en este tipo de salas sensoriales.

La idea de la creación de la sala snoezelen comenzó a surgir a finales de los años 70 en Holanda. Sin embargo, el enfoque de esa época era solo de ocio y relajación. Se creó exclusivamente para las personas adultas con discapacidad intelectual y empezaron a verle otro tipo de beneficios a parte del ocio. Así, comenzaron a utilizarla como sala estimuladora. Snoezelen significa ‘esnifar tranquilidad’ en holandés.

El concepto snoezelen se basa en cuatro pilares fundamentales:

  • Ocio y disfrute. Debe ser una sala donde dar ocio y disfrute a los usuarios.
  • Estimulación sensorial, que posibilita la relajación.
  • Atención individualizada, aunque no necesariamente individual, sino teniendo en cuenta las necesidades de cada usuario.
  • Relajación, ayudando a reducir la tensión física y mental.

Actualmente podemos encontrar este tipo de salas en centros para mayores, centros de atención temprana e incluso en colegios de educación especial.

La intervención en la sala.

Lo principal es que la sala multisensorial sea accesible para el control de los estímulos y el espacio. La profesional que se encarga de la sala, una terapeuta ocupacional, planifica y desarrolla las sesiones. Previamente se realiza una evaluación de cada usuario donde se valoran los las áreas más afectadas de cada uno para poder trabajar en ellas durante la sesión en sala. Cada sesión tiene una duración de 30 a 45 minutos y se benefician de ella alrededor de 23 usuarios.

Cada actividad se divide en cuatro componentes que la forman:

  • Componente sensorial, para la estimulación de los sentidos.
  • Componente motor, la parte del cuerpo que se trabaja en la actividad.
  • Componente cognitivo, para el desarrollo de sus capacidades mentales, la atención o la concentración
  • Componente psicosocial, en el que interaccionan con otra persona y con el terapeuta e intentan llamar la atención

Conocer los componentes de la actividad nos ayuda a saber cuál es mejor para cada usuario y a partir de ahí poder trabajar más en este área. Para que la sesión sea lo más agradable posible para el usuario, lo que se hace es darle la posibilidad de elegir alguna actividad o elemento, siempre dentro de nuestros objetivos.

ELEMENTOS

La sala snoezelen, cuenta con múltiples elementos que son los que permiten que los usuarios desarrollen sus capacidades sensoriales.

Contamos con una cama de agua, a través de la cual se trabaja el sistema vestibular y propioceptivo, que nos indica la posición del cuerpo, la postura y cómo estamos colocados. Lo interesante es trabajar la postura y el tono muscular. Además, cuenta con un termostato para calentar el agua y así estimular la sensibilidad y se puede trabajar el sistema auditivo gracias a una minicadena incorporada, por lo que el sonido sale de la propia cama.

Además de esto, contamos con fibra óptica, que les da información visual y táctil. En ella se incorporan algunos colores o haces de luz, que van cambiado y estimulan la visión y el tacto.

También existen dos paneles, uno táctil y otro de voz que reaccionan según como interactúa con ellos el usuario. El de voz emite luces cuando recibe sonidos, y el táctil emite luces y sonidos cuando se toca.

Otro de los elementos, es el llamado ‘Sensory magic’, un ordenador que conecta de forma inalámbrica todos los elementos de la sala y a través del cual podemos hacer presentaciones muy variadas. Algunas trabajan la relajación, con otras trabajamos las categorías (animales, medios de transporte, personas conocidas) y gracias a un proyector, se refleja en la pared. Este elemento ayuda al conocimiento de una manera dinámica, ya que sirve como creación de diferentes ambientes. La sala modifica su color según los ambientes que se proyecten.

El llamado ‘Paletto’ sirve para trabajar la comunicación. En él se escuchan sonidos de animales, de personas, ruidos de casa y esto hace que puedan grabar ellos mismos sonidos y que a través de botones de colores fortalezcan la memoria visual.

Además, existe un panel olfativo, con cuatro orificios donde se insertan aromas para que, al pulsar en el botón, el olor llegue al usuario, estimulando así el olfato. En los dos tubos de burbujas, se trabaja el sistema visual y el auditivo.

LOGROS Y OBJETIVOS

Con el uso de la sala multisensorial en discapacidad intelectual severa, quizá no se consigan grandes logros pero se ha observado que existen cambios significativos o respuestas positivas entre los usuarios.

Usuarios con los que es difícil trabajar en el aula, en la sala snoezelen se encuentran más relajados, lo que permite obtener respuestas que fuera es más difícil conseguir. Se ha observado que algunos usuarios que no responden bien a estímulos auditivos, cuando usan estímulos de animales, sonríen y conectan con el ambiente.

Hay usuarios a los que motiva mucho el tubo de burbujas o la fibra óptica y otros a los que la cama de agua les resulta un método de relajación que les permite trabajar después otras actividades.

Depende todo del objetivo que se pretenda conseguir con el usuario y de la capacidad del terapeuta de crear actividades destinadas a mejorar o conseguir este objetivo.

marzo 24, 2015 11:19 am. Publicado por

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Fundación Juan XXIII Roncalli
logo fundacion